ISHR, 03.07.2015 (Ginebra) – Venezuela debe cumplir con sus obligaciones como miembro del Consejo de Derechos Humanos de la ONU y debe dejar de difamar y atacar a los defensores y defensoras de derechos humanos que presentan informes y dan su testimonio en la ONU, dijo hoy el Servicio Internacional para los Derechos Humanos (ISHR).

La llamada se produjo después de que el Presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello, atacara la legitimidad de los defensores y defensoras de derechos humanos que se habían presentado en Ginebra para proveer información de primera mano sobre el cumplimiento del Estado Venezolano con el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos en el Comité de Derechos Humanos. Los comentarios fueron hechos en directo por televisión nacional y además cuestionaron el papel de ISHR en la formación y entrenamiento de varios de los activistas el año pasado, nombrando específicamente al personal ISHR y a miembros de la Junta Directiva.

“Las campañas de difamación y estigmatización de los defensores de derechos humanos y activistas de la democracia deben terminar de Venezuela.” dijo el Director de ISHR, Phil Lynch.

“Como Estado miembro del Consejo de Derechos Humanos de la ONU y Estado Parte en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, Venezuela tiene la obligación de respetar los derechos a la libertad de expresión y asociación, de cooperar plenamente con los mecanismos de derechos humanos de la ONU, y de proporcionar un entorno seguro y propicio para los activistas y defensores de derechos humanos. Que un funcionario de tan alto nivel busque difamar y deslegitimar el trabajo de los defensores de los derechos humanos es totalmente incompatible con esas obligaciones “, aclaró el Sr. Lynch.

El Sr. Cabello leyó reportes de informantes anónimos con respecto a las actividades y movimientos de los activistas en cuestión, acusándolos de “conspiración” y “ataques” contra el Estado, mientras que también estigmatizó al respetado defensor Feliciano Reyna narrando su récord migratorio y acusándolo de tener un negocio millonario en Panamá.

El Vicepresidente de la legislatura también reprodujo una foto de un entrenamiento llevado a cabo por el personal de ISHR, Ben Leather y Eleanor Openshaw, en Caracas en Diciembre pasado, acusándolos de trabajar para socavar el Estado venezolano, y dio a entender que un miembro de la Junta Directiva de ISHR y director de la Comisión Colombiana de Juristas, Gustavo Gallón, operaba bajo la influencia indebida de los Estados Unidos de América. Una sinopsis de las acusaciones fue publicada más tarde en el sitio web del programa.

“Estos defensores dedicados, honorables y altamente respetados tienen un solo interés “, dijo Ben Leather de ISHR, “este es, luchar por el respeto de los derechos humanos en Venezuela. Han venido a Ginebra para proporcionar información de primera mano para el Comité de Derechos Humanos de la ONU sobre la situación de derechos humanos en Venezuela y para discutir cómo las autoridades venezolanas la manera en que pueden garantizar mejor los derechos de su pueblo. Sugerir lo contrario es peligroso e irresponsable”, continuó el Sr. Leather.

Esta no es la primera vez que los defensores, defensoras y activistas venezolanos han sido sometidos a fuertes acusaciones, estigmatización y difamación tras actividades internacionales. En Marzo, el Sr. Cabello acusó a los activistas de utilizar la Comisión Interamericana de Derechos Humanos como plataforma para demonizar a Venezuela por razones políticas. El uso de los medios de comunicación del gobierno para cuestionar y poner en peligro a los defensores ha sido constante.

“Los esfuerzos de Venezuela para disuadir a los defensores y defensoras de participar con los mecanismos internacionales de derechos humanos sólo fortalece el compromiso de ISHR para apoyar a los activistas en esos esfuerzos, y continuar el llamado al Estado Venezolano a que rinda cuentas sobre las mencionadas represalias y que respete sus obligaciones internacionales”, dijo el Sr. Lynch. “Las personas y organizaciones nombrados por el Presidente de la Asamblea están trabajando sin descanso para garantizar la protección universal de los derechos humanos tanto en casa como a través del sistema internacional del cual Venezuela aspira a ser parte. Esperamos que tanto el Estado como el Sistema tomen serias medidas para protegerlos”, continuó.

ISHR presentará información sobre las represalias a la Presidencia del Comité de Derechos Humanos de la ONU y el Presidente del Consejo de Derechos Humanos.

Para más información, contactar a Ben Leather de ISHR al correo: b.leather@ishr.ch

Ver artículo aquí