En la actualidad, la sociedad civil se distingue como el espacio autónomo al que tienen derecho todas las personas, grupos, comunidades y organizaciones para actuar con libertad e igualdad en la esfera pública a nivel local, nacional, regional o internacional, sin restricciones, imposiciones, presiones o intromisiones arbitrarias, ni temor a intimidaciones o represalias que puedan coartar o menoscabar su ejercicio.

Es un espacio abierto, en el que todas las personas pueden participar en la forma de sociedad a la que pertenecen, reclamar los mismos derechos y cuestionar cualquier decisión o norma concerniente a cuestiones comunes que no hayan tenido origen o rectificación en ellas mismas, sin necesidad de legitimaciones externas y más allá de los canales de participación formales.

Carta Ciudadana Descargar